El jueves reabre el Museo Larreta, a cargo de su nueva directora Delfina Helguera.

el

Clásico y moderno: se renueva el Museo de Arte Español

El Museo Larreta tendrá una mirada más contemporánea que apunta al nuevo público. Reabre el jueves.

Clásico y moderno: se renueva el Museo de Arte Español

Tecnología. Se incorpora a un espacio tradicional. /Maxi Failla

Mercedes Pérez Bergliaffa, CLARIN.COM

El jueves abrirá nuevamente sus puertas, después de casi un año de tenerlas cerradas, el Museo de Arte Español Enrique Larreta, esa maravillosa casona que perteneció al diplomático y escritor Enrique Larreta, construida en 1885 con jardín andaluz y aires europeos. Dependiente del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la institución llevó a cabo importantes reformas museológicas y de su guión curatorial. Esto ocurrió entre la gestión de Nicolás Helft –el director anterior- y la actual de Delfina Helguera –directora desde marzo de 2017. Nuevos sistemas de iluminación y climatización (las luces son alemanas, poquísimos museos del país las tienen), la construcción de una sala de máquinas, el cambio total del sistema eléctrico (que era antiguo), la restauración de piezas y obras, la puesta al día y construcción de baños, la reapertura de la biblioteca, cambios en los guiones museográficos y museológicos (y como consecuencia de esto, la inauguración de espacios con exposiciones permanentes inéditas), son sólo algunas de las novedades que el museo presenta ahora.

Clásico y moderno: se renueva el Museo de Arte Español

Sala. Un espacio del Museo Larreta. / Maxi Failla

“Pensamos en darle a la institución una mirada más contemporánea, que tenga en cuenta al nuevo público”, comenta a Clarín Valeria Keller, gerente operativa de museos (dependiente de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico). Pero además de querer atraer nuevos públicos, el nuevo guión museológico se propone abordar la figura de Larreta desde facetas múltiples: como escritor –creó “Las glorias de Don Ramiro (Una vida en tiempos de Felipe II”)-, como embajador en Francia y como coleccionista. “Para poder realizar todas estas reformas–que incluyen la restauración de los pisos originales (se encargaron los mosaicos faltantes a ceramistas, se trajeron otros desde España), y la renovación del jardín andaluz-, recibimos dos apoyos grandes, uno de Mecenazgo por 8 millones de pesos, y otro del gobierno de la ciudad por 6 millones”, comentó por su parte Helguera.

En el museo –que tiene aires de los tiempos de Felipe II, es decir, de los siglos XV y XVI, el Renacimiento español-, puede observarse una sala nueva, que es la primera que el público debería visitar ya que, como indica Keller, “la recorrida por el museo se realiza a partir de esta sala, y en el sentido de las agujas del reloj”. Aquí, donde antes se encontraba la “Sala Berruguete”, ahora puede verse la “Sala Larreta”, un espacio donde se presenta la vida de quien fuera dueño de la casona y de la colección de objetos, obras y libros. “En el guión curatorial anterior Larreta no estaba presentado sino que estaba implícito”, comenta Patricia Noviglia, del área de Investigación y Exposiciones del museo. “También volvimos a ubicar los objetos donde se encontraban originalmente, tal como los había pensado el mismo Larreta”, aporta Keller.

Clásico y moderno: se renueva el Museo de Arte Español

Textos. El Museo Larreta apunta a los nuevos públicos. / Maxi Failla

Desde esta sala, el recorrido sigue hacia el Salón Comedor, luego la Sala Infancia de Cristo (donde puede observarse el Retablo que le otorga nombre a la Sala, Retablo de la Infancia de Cristo,español, del siglo XVI); más tarde se va hacia el Patio central (que muestra las influencias culturales que tuvo España, por ejemplo, a través de piezas moriscas). De ahí se camina hacia el Salón donde está ubicado el retrato de Larreta realizado por el pintor español Ignacio Zuloaga (en sus tiempos, “competidor” del también reconocido artista Joaquín Sorolla). Atravesando esta habitación, puede observarse el pequeño Oratorio (la capilla familiar donde es posible escuchar música de la época y ver otra obra especial, una de las joyitas del museo, el Retablo en Honor a Santa Ana, del Maestro de Sinovas, año 1503, estilo gótico tardío) donde se bautizaba, rezaba, casaba “y hasta se veló a Larreta”, comenta Noviglia. El Salón Rojo y el escritorio (aquí no se pierdan la pintura del veneciano Giovanni Battista Tiépolo, 1696-1770) también fueron modificados. Y el espacio que se dedica a las exposiciones temporarias-las salas Sirio, Josefina y el Dormitorio- tienen cambios de color, temperatura, luces y textos de pared. En estas últimas habitaciones podrá observarse una pequeña exposición acerca del libro que escribió Larreta.

Clásico y moderno: se renueva el Museo de Arte Español

Jardín. Un espacio muy disfrutable en el Museo Larreta./ Maxi Failla

“El patrimonio del museo es de cerca de 2.300 piezas”, comenta Noviglia, “de las que ahora se exponen alrededor de 230”. A esto hay que sumarle lo más de 10 mil volúmenes que tiene la biblioteca.

El museo siempre tuvo un clima especial, como cualquier espacio que puede transportar a otra época, capaz de recrear atmósferas. Esta vez, con estos cambios generales, es “como si el libro que escribió Larreta hubiera sido llevado al espacio y fuera posible recorrerlo”, comenta, reflexiva, Noviglia. Ver para creer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s