Historia visual de los años finales de Perón

el

Fotografía.

Historia visual de los años finales de Perón

Sara Facio exhibe por primera vez su trabajo sobre el líder: una selección de 115 fotos tomadas en 591 días dramáticos: desde su regreso a la Argentina hasta su muerte.

Historia visual de los años finales de Perón

Sara Facio y el curador de la muestra, Ataúlfo Pérez Aznar, junto a una de las fotos exhibidas en el Malba. Foto: Martín Bonetto

 Mercedes Pérez Bergliaffa, Clarin.com

En esa época yo sentía que había algo dando vueltas, que se vivían momentos históricos en el país; que había algo, algo… Cuando Perón volvió a la Argentina, yo estaba trabajando para SIPA, una agencia francesa. Era una de las pocas mujeres fotorreporteras que había en el país. Y para sacar fotos me tenía que ‘disfrazar’, un poco, de hombre. Y eso que a mí me gusta arreglarme, estar siempre bien, prolija… Pero levemente camuflada, me la pasaba yendo y volviendo a Ezeiza, a la plaza, y más tarde, al funeral… Fueron tres los días que velaron a Perón. En esos tres días fui y volví al Congreso (el espacio del funeral) muchas veces. Ahora, en las fotos expuestas, puede verse un poco de lo que yo viví y vi entonces”, explica lenta, modesta y detalladamente la legendaria fotógrafa Sara Facio. Días antes de inaugurar su exposición Sara Facio. Perón en el Malba, Sara recorrió la muestra junto a Ñ. Y habló sobre sus recuerdos de aquellos años, los comienzos de los 70; sobre cómo sacó estas fotos y por qué; y las razones por las que no quiso mostrarlas hasta ahora: “No quería que se hiciera una lectura específicamente política de estos trabajos”. La mayoría de las fotografías que exponen en la muestra son inéditas.

Historia visual de los años finales de Perón

Campaña “Perón presidente”.  Octubre de 1973.

En las salas del primer piso del Malba, 115 imágenes en blanco y negro muestran coronas de flores, afiches de campañas políticas, tanques de guerra, multitudes, presidentes, políticos, pueblo y un cajón: el del mismo Juan Domingo Perón. También hay militares llorando, jóvenes melancólicos o enfervorizados y masas.

“Sara tiene tres trabajos, que son de esos que podríamos llamar de índole documental”, explica el curador de la exposición, el también fotógrafo Ataúlfo Pérez Aznar. “Uno es Buenos Aires, Buenos Aires (de 1968), realizado junto a Alicia D´Amico, con textos de Julio Cortázar. Es una especie de fotolibro que muestra un tipo de paisaje urbano, pero también paisaje humano. Otro es Humanario. Ensayo de la locura, también en colaboración con Alicia y Cortázar (un libro con imágenes tomadas en el Hospital Borda en 1966, pero que fue publicado recién en 1976 e inmediatamente censurado por la dictadura militar). El tercer trabajo que considero documental dentro de la producción de Sara es este, que se relaciona con la vida y muerte de Perón. Esto es lo que quise mostrar”. El curador detalla que Sara, en realidad, no expuso mucho en la Argentina; que conoció estas fotografías sobre Perón al realizar él mismo el libro (de panorama antológico) de Sara, publicado en 2012 por ediciones Lariviere; que algo había entrevisto, también, sobre este corpus de obras de la fotógrafa en 2008, en la exposición que Sara realizó en la Fundación OSDE, Sara Facio. Antológica. 1960-2005; que todos estos acercamientos lo llevaron a husmear en el archivo personal de Sara. Ella le mostró contactos; y entonces descubrió 1.500 fotogramas relacionados con Perón y con el peronismo, que Ataúlfo escaneó y amplió para observar en detalle y realizar la selección.

Historia visual de los años finales de Perón

Aniversario de la muerte de Evita. Foto a pantalla de TV.

Dice Ataúlfo que lo que más le interesa del trabajo de Sara –y lo que más le interesa de la fotografía en general– es el contexto. “Desde el punto de vista de lo que para mí es el discurso fotográfico, siempre necesitás un contexto para mostrar un contenido. En el caso de esta muestra ese contexto es una marca escenográfica multitudinaria; las manifestaciones; la plaza llena de gente…”.

Ordenada cronológicamente, la muestra tiene varios núcleos. El primero, “Perón vuelve”, comienza el 17 de noviembre de 1972 con imágenes del primer regreso del expresidente desde su exilio en Madrid. Allí aparecen él, Abal Medina (delegado personal de Perón), los tanques tratando de impedir que la gente se movilizara a Ezeiza, festejos en el Obelisco, Perón saludando en su casa de Vicente López. Los días previos al 11 de marzo de 1973 marcan el inicio del segundo núcleo, “Elecciones”, y el tercero aborda la multitudinaria asunción de Héctor Cámpora el 25 de mayo de ese año. “Ezeiza” es el cuarto núcleo, y quizás sea uno de los más potentes a nivel visual, junto con el del funeral de Perón. Se suponía que el 20 de junio iba a ser un día de fiesta, el día en que Perón regresaba definitivamente de su exilio tras 18 años. Pero terminó en una oscura masacre –con 33 muertos y más de 300 heridos, según cifras oficiales– debida al enfrentamiento de sectores de izquierda y derecha del peronismo que se disputaban la proximidad al palco donde hablaría su líder. Fue el principio del fin de los 49 días de la presidencia de Cámpora. Otro núcleo trata sobre la asunción de Perón, en octubre de 1973.

Unas fotografías raras, curiosas, que muestran a María Estela Martínez de Perón (Isabelita) y al mismo Perón en la Catedral metropolitana y la CGT, marcan la conmemoración del aniversario del fallecimiento de Eva Perón. En una de estas fotos, Isabelita y Perón están juntos pero solos; como separados. Sara entrevió aquí algo fuerte y distinto; un espacio de distanciamiento y de concentraciones personales, individuales. Y una barrera.

Historia visual de los años finales de Perón

La residencia de Gaspar Campos 1065. Vicente López, Buenos Aires, 1972.

Sexto núcleo: imágenes de Perón durante su tercera presidencia, a partir de octubre de 1973. Lo acompaña Isabelita, su vicepresidenta. La imagen de Perón saludando a través de un vidrio blindado desde el balcón de la Casa Rosada muestra una figura de enorme poder y polémica que necesita ser protegida y separada del Pueblo. La secuencia de fotos del momento en que Perón se desligó, en su discurso, de Montoneros, y los simpatizantes de la organización abandonaron la Plaza de Mayo (dejando un hueco enorme a un costado y portando una enorme bandera con el nombre de la agrupación), es un registro de ese momento importante y simbólico: Sara fue una testigo que estaba, junto a su cámara, al lado de los miembros de la agrupación, cerca de la bandera, en la plaza, caminando, observando. Registrando. Dando testimonio desde su especial ángulo. Sobre estos momentos, la fotógrafa comenta: “Me gustaría que el público vea estas fotos con el sentido que yo misma les doy: las tomé con un sentido histórico. Una de mis ideas respecto a la fotografía es registrar el momento que yo estoy viviendo. No me importa hacer collages sino que me importa tomar lo que yo veo en ese momento”. La fotógrafa detalla que tuvo una intención similar con las fotografías que tomó de la vuelta de Perón al país. “Vi allí la vuelta de un líder; vi la multitud que fue a recibirlo. Y eso me provocó algo inquietante, que va mucho más allá de lo político”.

Historia visual de los años finales de Perón

Funeral. El ataúd de Perón custodiado por granaderos en la Catedral metropolitana, 1974.

Pero es en el último núcleo que las imágenes se vuelven más misteriosas: solamente una foto del cajón solo, cerrado, brilloso, en una habitación penumbrosa. Y varias tomas de las montañas de coronas y más coronas apiladas, enviadas por tantas organizaciones, grupos y personas. Y militantes y militares entristecidos. “Y esa foto –detalla Ataúlfo– en que una persona, pasado el funeral, barre las flores de las coronas de las escaleras del Palacio Legislativo. Una sola persona barriendo. Como limpiando al peronismo; como decretando su muerte”. Poco después ocurrió el golpe. Y ya no hubo interés alguno en mostrar estas fotos de Sara. Fueron enviadas por avión hacia Francia, para ser usadas y distribuidas allí por SIPA.

Historia visual de los años finales de Perón

Flores. Coronas fúnebres en la vereda del Congreso de la Nación, 1974.

Los 591 días que abrazaron estos procesos ven la luz ahora en esta muestra, por medio de un discurso ordenado temporalmente; con bastante de fulgor puesto del lado del curador; con una mirada fresca, curiosa y con cierto sutil distanciamiento por parte de la fotógrafa. Componen un conjunto de imágenes reveladoras, llenas de pequeñas historias que generalmente no se cuentan. Un universo personal secreto que se revela con claridad.

Historia visual de los años finales de Perón

Hombre con diario, Plaza de Mayo, 1/7/1974.

Sara Facio. Perón

Lugar: Malba, Av. Figueroa Alcorta 3415. Fecha: hasta el 30 de julio. Horario: jueves a lunes, 12 a 20; miérc.: 12 a 21. Entrada:$120; est., doc. y jub., $60; miércoles, gral., $60; est., doc. y jub., gratis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s