Patrizia Sandretto Re Rebaudengo: nuestra mision es acercar al público al arte contemporáneo

el

En diálogo con Patrizia Sandretto Re Rebaudengo

Un coleccionismo que busca compartir

Considera que hoy el arte latinoamericano domina la escena. su patrimonio contemporáneo se ha exhibido en el mundo entero, durante sus 26 años de conformación.

por Mariano Mayer, para Clarín

Apenas tres años después de empezar a coleccionar arte contemporáneo, Patrizia Sandretto Re Rebaudengo, integrante de una aristocrática familia italiana y de empresarios, decidió convertir una villa piamontesa en un espacio donde establecer su Fundación.

Desde entonces, no solo ha abierto otro espacio en su ciudad, Turín, en 2002; en 2019 inaugurará en Madrid su primera sede fuera de Italia. Sandretto es una activa profesional de la escena artística contemporánea. Nuestro intercambio tuvo el tono que el correo electrónico dispone.

–En muchas oportunidades usted señaló que su perfil no es tanto el de una coleccionista sino el de una persona que acerca el arte a la comunidad.

–Los coleccionistas juegan un papel muy importante en el sistema del arte. Crear la Fundación Sandretto Re Rebaudengo fue mi manera de involucrarme. Nunca vi a la Fundación como una casa para mi colección sino como un lugar para acercar al público el arte contemporáneo. No creo que el hecho de abrir un espacio sea suficiente para ofrecer una experiencia cultural significativa. Debés ofrecer a los visitantes las herramientas necesarias para comprender y acercarse a lo que ven. Comisionar y producir nuevas obras de arte son las actividades más importantes de la Fundación. En 2015 produjimos la exposición “Rinascimento”, del rosarino Adrián Villar Rojas. Se compone de 109 piedras de 350 kg cada una; llegaron a la Fundación desde Turquía. En ellas el artista realizó esculturas de naturalezas muertas que fueron iluminadas únicamente por la luz natural filtrada desde el exterior. Es necesario ser valiente y asumir riesgos como ese.

–¿Esa valentía la impulsó a producir “Zidane –A 21st Century Portrait”, de Douglas Gordon y Philippe Parreno?

–Ellos querían hacer un retrato del jugador de fútbol Zinedine Zidane. Su idea era realizar un retrato contemporáneo, pero no al óleo sino en video. Llevaron a los16 camarógrafos del proyecto al Museo del Prado de Madrid, para mostrarles los retratos realizados por los grandes maestros. Luego les pidieron a estos mismos camarógrafos que grabaran los 90 minutos del partido del Real Madrid y Villareal, pero solo a través de los movimientos de Zidane. La pieza fue presentada en Cannes en 2006.

–La Fundación que preside tiene dos sedes en Italia (Guarene d’Alba y Turín) y recientemente hizo el acuerdo con el Ayuntamiento para establecer, en una de las naves de Matadero Madrid, su tercera sede.

–Yo había estado pensando en extender los horizontes de la Fundación desde hacía mucho tiempo. La elección de Madrid radica en mi amor por España; es mi segundo hogar. A su vez es una capital global y el puente hacia Latinoamérica, una escena que hoy lidera el arte contemporáneo. Me impresionó Matadero, ese centro internacional de creación contemporánea. Al igual que sucedió en Turín, me interesó descubrir la vida de una zona alejada del foco turístico y pensar en el impacto que las actividades artísticas y culturales pueden aportar al tejido social. En febrero de 2016 el coordinador del Ayuntamiento confirmó la decisión de las autoridades de conceder en préstamo, por 50 años, la Nave 9 de Matadero. Abrirá sus puertas en 2019. Tanto el programa de exposiciones como las actividades prestarán atención especial a las escenas artísticas españolas y latinoamericanas, pero también a los curadores, educadores, mediadores y profesionales locales.

–¿Qué aspectos de su colección veremos en Madrid?

–Mi colección siempre ha sido la base de la Fundación de una manera abierta y vital, por ello en sus 26 años de existencia ha viajado por todo el mundo. En Madrid la colección se mostrará en ciclos y períodos, configurando un itinerario por el arte de las últimas décadas. A la hora de seleccionar las obras hemos tenido en cuenta a artistas poco exhibidos en España.

–Los arquitectos David Adjaye y Arturo Franco son los responsables de los 6.300 m2 que ocupará la Fundación en Madrid. ¿Cómo será el espacio?

–Nuestra idea de accesibilidad se aplicará a través de la eliminación de barreras físicas y culturales, por ello queremos ofrecer espacios neutros que respeten la arquitectura existente. En la planta baja de la Nave 9 tendremos un espacio tanto para la colección como para las exposiciones temporales, un auditorio, áreas de restauración; en el primer piso estará el Departamento de Educación, espacios para los curadores y los artistas en residencia y otro espacio de exposiciones.

–¿Qué actividades educativas contemplan por ahora?

–Nuestro trabajo está dirigido a todas las edades, desde la infancia. Creemos en un museo accesible. Para nosotros, el arte es vital para la educación y el desarrollo de cada persona. Por eso queremos invitar a las personas a descubrir lo importante que es incorporar en sus vidas estas formas de pensamiento, capaces de generar cambios y reflexión. Esta aproximación a la educación implica mucho esfuerzo, experimentación y producción de conocimiento. El museo deja de ser un espacio silencioso para convertirse en un lugar donde los visitantes tienen una experiencia individual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s