Leon Ferrari en Perez Museum de Miami

el

En el Museo de Arte Pérez de Miami

Abre una muestra de León Ferrari que se actúa y se lee

“Palabras ajenas” fue concebida en los años 60 por el gran artista, como collage y como performance.

Abre una muestra de León Ferrari que se actúa y se lee

“Palabras ajenas”, performance y acción literaria de León Ferrari.

 En el Museo de Arte Pérez de Miami (PAMM) se inaugura este viernes, Palabras ajenas: León Ferrari y la retórica en tiempos de guerra”, una exposición individual del relevante artista argentino fallecido en 2013. La muestra tiene una particularidad: hace foco en los trabajos de Ferrari vinculados con los textos, la escritura y la literatura y fueron realizados entre los años 60 y los 80. Son trabajos quizás no tan conocidos hasta una época más reciente, según comentaron desde el museo estadounidense.

La exhibición expondrá de forma muy especial una obra rara, Palabras ajenas (en EE.UU., The words of others); un segmento de ella se mostró el año último en Los Angeles, como parte del gigantesco proyecto de la Fundación Getty. Pacific Standard Time LA/LA reunió, en forma inédita, alrededor de 70 muestras dedicadas al arte latinoamericano. La exposición de Ferrari tuvo lugar en la RedCat Gallery de Los Angeles.

Abre una muestra de León Ferrari que se actúa y se lee

“La civilización occidental y cristiana” (1965), obra emblemática de León Ferrari.

Palabras ajenas es un “collage literario” que trata sobre los horrores de la guerra de Vietnam, del nazismo, y de la redención y castigo presentes en la religión. Sostienen fuentes del PAMM que el collage y el trabajo mismo de Ferrari aún no han sido suficientemente investigados por los especialistas.

Las diferentes operaciones de creación y pensamiento que Ferrari ejecutaba para realizar la obra conforman una pieza basada en escrituras y textos recolectados y coleccionados por él durante los años 60. Con ellos armó una especie de guión, de diálogos de personajes reconocidos y polémicos, como Dios, Hitler o el Papa Pablo VI (es conocida su posición crítica sobre la Iglesia Católica). La reapropiación de estos textos seleccionados por Ferrari -provenientes de la Biblia, de libros de historia, literatura, diarios y revistas- para convertirlos en diálogos, es sólo una parte del trabajo. La otra la conforman la particular lectura de estos textos.No se leen como en una obra de teatro, sino mediante una performance, como una especie de oratorio político.

Concebido por Ferrari para ser leído ante el público, lleva ocho horas presenciar la obra. Los invitados a leerla deben hacerlo siguiendo ritmos determinados y marcando de forma especial las palabras, porque aquí no importan los personajes: lo que importan son los textos.

La curadora y académica Andrea Giunta, especialista en la obra de Ferrari, comenta respecto a este trabajo tan especial: “Palabras ajenas es la salida que Ferrari encontró para hacer su mensaje más efectivo: cuando vio que La civilización occidental y cristiana (1965), el avión del que cuelga un Cristo crucificado, fue descolgado del Instituto Di Tella, pensó que la estrategia no estaba en las imágenes sino en las palabras”.

Abre una muestra de León Ferrari que se actúa y se lee

“Dios”, obra de León Ferrari que forma parte de la muestra en el PAMM.

 

Respecto al original método utilizado por el artista para componer la obra, Giunta destaca que Ferrari ya realizaba collages y assemblages con anterioridad, aunque Palabras ajenas es, en realidad, como “un inmenso collage de textos”. La especialista subraya que el trabajo es una continuidad impresa de lo que ya venía haciendo el artista. Pero lo interesante es que también dialoga con toda la obra posterior de Ferrari. “León siempre fue un brechtiano y rabelaisiano“, comenta Giunta. “Operaba en relación a una matriz literaria surrealista latinoamericana.”

Examinar la obscenidad de la guerra, las intervenciones políticas que Ferrari realizaba bajo acciones estéticas y otras formas de acción similares que surgieron durante los años 60 en América latina, podrá observarse en el PAMM.

“La importancia de León para el arte de América latina radica en que se convirtió en un referente, especialmente en Buenos Aires y San Pablo, ciudad en la que vivió exiliado durante los años en los que la dictadura militar desapareció a su hijo Ariel”, comenta Giunta. “León formó parte de la experiencia del exilio, esa misma que cruza a gran parte de los artistas latinoamericanos.”

Giunta dice que mientras el artista vivió en San Pablo, realizó la serie de heliografías que representan ciudades enloquecidas, gigantescas. Esas heliografías las plegaba y enviaba por correo. Ellas introdujeron, junto con las pinturas aeropostales del chileno Eugenio Dittborn, el formato mural en el campo del arte postal, tan caro a nuestra región latinoamericana, una producción tan original surgida aquí.

Estas obras, plegadas, pequeñas mientras viajaban, discretas, contenían en su interior “polvito venenoso” tal como el mismo Dittborn escribió alguna vez. Eran obras políticas y conceptuales, que burlaban la censura y las fronteras. Y constituían otro de los múltiples recursos para encontrar una libertad en nuestros países oscurecidos, amenazados, sobrevivientes entonces de las dictaduras.

Este año, a partir de la asunción de Ana Longoni como directora de Actividades Públicas del Museo Reina Sofía, de Madrid, esta obra literaria y performática de Ferrari será objeto de un seminario. La propuesta es indagar sobre los modos en que el teatro sigue siendo un medio efectivo para la elaboración de discursos de intervención política tomando como motivación y modelo el collage textual Palabras ajenas. La complejidad de esta obra permitirá abordar la diversidad en que lo teatral es utilizado como herramienta del poder: en la retórica, el espectáculo mediático, la fabricación de relatos, la fascinación de lo falso.

Desde el PAMM señalan que la obra Palabras ajenas será leída por alrededor de 40 invitados, y con seis a ocho performerssimultáneamente. El tiempo de duración sigue siendo el mismo que en RedCat: ocho horas. Esto también es parte de la revolución y provocación en las que Ferrari creía.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s